Regístrese Buscar F.A.Q. Lista de Miembros Grupos de Usuarios Conectarse  
Responder al Tema Espalda
Espalda
Montse
Administrador/a
Administrador/a

Registrado: 24 Mar 2006
Mensajes: 7794
Ubicación: Madrid-Tarragona
Responder citando
Tratamiento de la lumbalgia

La lumbalgia se define como dolor, tensión o rigidez localizada por debajo del margen costal posterior y por arriba de los pliegues glúteos.


Dr. Carlos Santiago residente adscrito al INC "Ignacio Chávez" y Dr. Rolando Espinosa jefe del Dpto. (Revista Dolor, Clínica y Terapia). 12 de marzo


Desarrollo
La lumbalgia se define como dolor, tensión o rigidez localizada por debajo del margen costal posterior y por arriba de los pliegues glúteos con o sin dolor referido a la extremidad inferior. Puede originarse en diversas estructuras espinales: ligamentos, facetas articulares, periostio vertebral, musculatura y fascias paravertebrales, anillo fibroso y/o raíces nerviosas. La etiología más común está constituida por las lesiones músculo-ligamentosas y procesos degenerativos tanto del disco intervertebral como de las facetas articulares. Sin embargo, hasta en 85% de los pacientes no es posible definir el origen anatomopatológico durante el episodio agudo de dolor.

Este padecimiento es un problema de salud pública. En México, representa la segunda causa de consulta para el médico familiar. Actualmente, se considera que cada año cerca de 50% de las personas laboralmente activas sufre un episodio de esta enfermedad y que en algún momento de su vida hasta 80% de la población en general presentará al menos un cuadro agudo de la misma.

Algunos de los factores de riesgo relacionados con la lumbalgia son:

1) tipo de ocupación
2) condiciones psicológicas –neurosis, histeria y reacciones de conversión–
3)otros factores involucrados son el tabaquismo y la obesidad; esta última participa principalmente en la perpetuación de los episodios, aunque los datos son poco consistentes al respecto.

Clasificación
De acuerdo al tiempo de evolución, la lumbalgia se puede clasificar en tres categorías:

• Aguda: la sintomatología tiene una duración menor de seis semanas.
• Subaguda: su duración es de 6 a 12 semanas.
• Crónica: cuadro persistente por más de 12 semanas.

Por etiología se puede considerar:
1) Causa no mecánica o dolor referido
2) Causa mecánica que se subdivide en tres entidades:


A. Dolor de causa ominosa

• Osteomielitis
• Enfermedad ósea Metabólica
• Columna INestable
• Otras enfermedades del canal medular
• ESpondilolistesis
• Abscesos

B. Dolor lumbar radicular

• Pseudociática
• Radiculalgia, que incluye:

1. Síndrome de cola de caballo: lumbalgia, debilidad motora bilateral de las extremidades inferiores, ciática bilateral, anestesia sacra baja e incluso paraplejía franca con incontinencia vesical e intestinal.

2. Síndrome discal típico: dolor lumbar irradiado y acompañado de déficit sensitivo y motriz. En caso de existir déficit motor es necesario indicar pruebas diagnósticas complementarias.

C. Dolor lumbar mecánico simple: lumbalgia de esfuerzo, hernia discal aguda sin radiculopatía y espondilosis.


Valoración del paciente con lumbalgia
Historia clínica. Es necesario valorar durante el interrogatorio antecedentes como traumatismos, infecciones sistémicas, artropatías inflamatorias y trastornos óseos metabólicos. Se debe ser cuidadoso al interrogar sobre dolor irradiado a los dermatomas, ya que puede indicar compresión radicular.

Exploración física. Con el paciente de pie se deben valorar la alineación de la columna en busca de contracturas musculares y escoliosis estructural, la marcha activa y postura, así como flexión, hiperextensión y rotación, evaluando la capacidad del individuo para realizar estos movimientos.

La persona se coloca en decúbito supino para que sea valorada la presencia de datos de irritación o compresión radicular mediante la realización de maniobras como Lasegue y Bragard, además de efectuar una exploración neurológica que incluya reflejos osteotendinosos, movilidad articular y sensibilidad superficial.

Métodos de apoyo diagnóstico
Estudios de laboratorio. Dependiendo de la historia clínica se pueden solicitar estudios básicos de laboratorio como biometría hemática completa, proteína C reactiva y velocidad de sedimentación globular.9, 13, 14 En caso de sospecha de neoplasia resulta útil la determinación de marcadores tumorales y estudios de extensión en la búsqueda de la neoplasia que se sugiera por el contexto del paciente, por ejemplo, cáncer de próstata (antígeno prostático, fosfatasa ácida, mieloma múltiple, electroforesis de proteínas en suero y orina).

Un análisis de orina puede identificar al individuo con anormalidades renales (nefrolitiasis). La detección de sangre oculta en heces es un estudio para detectar úlceras o tumores gastrointestinales que provocan dolor referido a nivel lumbar.13, 14

Estudios de gabinete. Dentro de los estudios de gabinete se puede solicitar radiografía convencional, la cual es útil para el diagnóstico inicial de espondilolistesis, fracturas vertebrales, datos sugestivos de osteomielitis/ discitis y una evidencia sutil de cáncer metastásico.

Las radiografías simples en vistas anterior y lateral de la columna lumbar son suficientes para la valoración inicial de la mayoría de los pacientes.

La tomografía computada (TC) y la resonancia magnética tienen mayor sensibilidad y especificidad para el diagnóstico de hernias de disco y estenosis espinal.

Otras modalidades diagnósticas que se pueden utilizar son la gammagrafía ósea (estudio de medicina nuclear), indicada en personas con sospecha de cáncer, osteomielitis o fracturas por estrés, así como en la búsqueda de cáncer metastásico en individuos con historia previa de cáncer.

Por otro lado, la mielografía es útil para valorar los casos de compresión radicular. También se pueden llevar a cabo estudios de velocidades de conducción (VC) y electromiografía (EMG).

Tratamiento

El tratamiento más adecuado de inicio para una lumbalgia aguda –aun con irradiaciones a las extremidades inferiores– es el conservador tanto como sea posible.

1 Ninguna terapia individual es efectiva para todas las formas de lumbalgia. Los pacientes con causas sistémicas de lumbalgia deben ser tratados con terapias específicas para su enfermedad subyacente.13

Antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y acetaminofén. Se consideran la primera opción de tratamiento para la lumbalgia (sin enfermedades específicas),1, 14 sin embargo, debe evitarse en lo posible el uso a largo plazo de éstos.1 Una revisión sistemática demostró que los AINE son más efectivos en comparación con placebo en cuanto a la mejoría global del paciente y la analgesia. En esta revisión se comprobó que los AINE estudiados fueron todos igualmente efectivos.10

En el tratamiento de la lumbalgia crónica se pueden usar los AINE inhibidores de la ciclooxigenasa 2 (cox2), ya que disminuyen el riesgo de efectos gastrointestinales secundarios.

Acetaminofén. Se ha sugerido que el acetaminofén ejerce su efecto analgésico y antipirético mediante la inhibición de la cox3, una forma que se encuentra sólo en el sistema nervioso central. El grupo Cochrane revisó cinco estudios que compararon directamente la eficacia de los AINE vs. acetaminofén; se observó que los AINE son más eficaces para disminuir el dolor en individuos con lumbalgia que el acetaminofén.

Opiáceos. El tratamiento con opiáceos es una opción para pacientes con lumbalgia y pueden ser utilizados durante un corto plazo para evitar la dependencia y los efectos adversos. Por otro lado, se evaluó el clorhidrato de tramadol para el tratamiento de la lumbalgia; 254 personas tomaron la sal (200-400 mg/d) o placebo por cuatro semanas.

La falla terapéutica fue más frecuente en el grupo que tomó placebo a los 28 días de seguimiento. Menos de 5% de los pacientes en ambos grupos suspendió el tratamiento debido a eventos adversos. La náusea, cefalea, somnolencia y discinesia fueron los efectos colaterales más comunes.17 Otra investigación en la que se comparó tramadol/acetaminofén vs. placebo en el manejo de lumbalgia (n=318) demostró que existió mayor eficacia en el grupo que tomó tramadol/ acetaminofén vs. el grupo que tomó placebo.14

Antidepresivos tricíclicos y antiepilépticos. El uso de antidepresivos tricíclicos está indicado cuando los pacientes cursan con síndrome depresivo o con lumbalgia acompañada de dolor neuropático. La amitriptilina a dosis de 25 a 75 mg diarios al acostarse es el medicamento más estudiado; no obstante, sus efectos secundarios –como sedación, efectos anticolinérgicos y caídas en los ancianos– hacen que su prescripción tenga que ser muy cuidadosa. Salerno y sus colaboradores, mediante un metaanálisis, evaluaron la eficacia de los antidepresivos en el tratamiento de la lumbalgia en adultos. Este autor encontró que los antidepresivos controlaron mejor el dolor comparados con placebo, pero no demostraron mejoría en las activi-dades de la vida diaria. Además, los antidepresivos mostraron mayores efectos adversos comparados con el grupo de placebo (22% vs. 14%, P=0.01).

En conclusión, los antidepresivos son efectivos para reducir la severidad del dolor, aunque la mejoría funcional es cuestionada. Las drogas antiepilépticas han probado ser eficaces en el tratamiento del dolor neuropático.

Relajantes musculares. Los relajantes musculares pueden ser de gran ayuda en cuadros severos de lumbalgia, pero su prescripción es por periodos cortos, usualmente días. Una revisión sistemática incluyó cuatro tratamientos a base de benzodiacepinas no benzodiacepinas y dos tratamientos que incluían relajantes musculares antiespásticos.

Los resultados mostraron que cualquiera de esos relajantes musculares es más efectivo que el placebo en pacientes con lumbalgia aguda. En conclusión, los relajantes musculares son efectivos para el manejo de la lumbalgia inespecífica, sin embargo, se debe tener precaución por los efectos adversos que se presentan con su uso.

Terapia con inyecciones epidurales y facetarias. Las inyecciones epidurales con corticosteroides están indicadas sólo en casos de que exista radiculopatía para disminuir el dolor y evitar la cirugía espinal. La inyección de articulaciones facetarias puede representar un beneficio relativamente mayor en personas con dolor lumbar crónico, cuando se comparan con dolores agudos o subagudos. Nelemans y sus colaboradores valoraron, mediante una revisión sistemática, la efectividad de la inyección a nivel facetario, epidurales o locales y concluyeron que falta evidencia para recomendar este tipo de terapias a lo individuos con lumbalgia.

Reposo y terapia física. Para el tratamiento de la lumbalgia, el reposo en cama es menos efectivo que permanecer en actividad; no hay diferencia entre aconsejar reposo en cama comparado con terapia física o ejercicios. El reposo en cama, si es necesario, se recomienda sólo por dos a tres días para posteriormente intentar retornar a las actividades cotidianas.

Tratamiento en lumbalgia crónica. En la lumbalgia crónica, la erradicación completa del dolor se obtiene en casos raros. Los objetivos del tratamiento en este caso son: moderación del dolor, incremento de la función y disminución del uso de los servicios de salud. Para alcanzar estas metas se aconsejan modalidades de educación, cambios conductuales, terapia física, ejercicios, estimulación nerviosa transcutánea, acupuntura, manipulación y cirugía. Todas estas opciones se utilizan como terapia conjunta y no necesariamente sustituyen a la farmacoterapia. Otras terapias, como manipulación espinal y tracción espinal, no han generado evidencia suficiente a pesar de mostrar efectividad.

Tratamiento quirúrgico. La cirugía para aliviar la lumbalgia aguda es poco frecuente y sólo una minoría de personas con lumbalgia crónica requiere intervención quirúrgica. Los pacientes con compresión del cordón espinal, síndrome de cauda equina y dolor radicular pueden ser sometidos a descompresión quirúrgica o discectomía.

La cirugía debe efectuarse si los pacientes cumplen los siguientes criterios en presencia de déficits neurológicos progresivos:

1) dolor de la pierna ≥que el lumbar

2) maniobra del levantamiento de la pierna recta positiva

3) ausencia de respuesta al tratamiento no quirúrgico por cuatro a seis semanas para hernia de disco u 8 a 12 semanas para estenosis espinal

4) confirmación por imagen de lesión neuropática sin adecuada respuesta al tratamiento médico. Hay algunas excepciones a la regla: los abscesos epidurales necesitan ser drenados quirúrgicamente; las fracturas compresivas o una columna vertebral inestable pueden necesitar la colocación de instrumentos de fijación para estabilizar la columna.




Fuente: Intramed.net


Ultima edición por Montse el Jue Sep 25, 2008 3:08 pm; editado 1 vez

_________________
"En el camino a tus sueños, vas a encontrar oasis y desiertos. En ambos casos, no te detengas". Paulo Coelho.
Ver perfil del usuarioBuscar todos los mensajes de MontseEnviar mensaje privadoEnviar correoVisitar sitio web del autorMSN Messenger
Los 7 mandamientos contra el dolor de espalda
Montse
Administrador/a
Administrador/a

Registrado: 24 Mar 2006
Mensajes: 7794
Ubicación: Madrid-Tarragona
Responder citando
Los 7 mandamientos contra el dolor de espalda

Un grupo de expertos elabora unas guías del diagnóstico y tratamiento de la lumbalgia.

08 OCT 07. ISABEL ESPIÑO. El Mundo

Los pacientes con lumbago piden una radiografía, algunos médicos apuestan por la fisioterapia y otros, por las escuelas de la espalda... Pese a que el dolor lumbar es uno de los problemas más frecuentes, son numerosas las incertidumbres sobre cuáles son las mejores herramientas para diagnosticarlo y tratarlo. El Colegio Americano de Médicos, en colaboración con la Sociedad Americana del Dolor, acaba de revisar las evidencias disponibles sobre esta dolencia. Sus conclusiones, publicadas en la revista 'Annals of Internal Medicine', se resumen en siete consejos.

1. Examen físico e historial médico
El 85% de las lumbalgias no se pueden atribuir a una enfermedad o anomalía concreta (son los llamados dolores de espalda no específicos). Cuando llegue a la consulta un paciente con lumbalgia, es recomendable realizar un historial clínico y un examen físico para determinar si el dolor es de causa inespecífica o podría deberse a un problema grave, como un cáncer, una fractura o una hernia discal. "Ninguna evidencia sugiere que etiquetar a la mayoría de los pacientes con lumbalgia empleando herramientas diagnósticas específicas mejore los resultados", advierten los autores, quienes sí recomiendan, por el contrario, estudiar factores psicológicos o sociales (depresión, insatisfacción laboral...), que podrían retrasar la recuperación.

2. No a las pruebas de imagen
Por regla general, el paciente con dolor lumbar inespecífico no debería someterse a pruebas de imagen u otras herramientas diagnósticas. No contribuyen a que el afectado evolucione mejor y, por el contrario, le someten innecesariamente a una cantidad considerable de radiaciones u otras molestias. Una radiografía simple de la columna equivale a realizarse diariamente una radiografía torácica durante más de un año. Los rayos X sólo se aconsejan cuando se sospeche que el paciente puede tener una fractura vertebral. Las pruebas más modernas (TAC y resonancia) tampoco son aconsejables en estos casos: suelen encontrar anomalías sin importancia que, aunque no son las causantes del dolor, pueden llevar a intervenciones innecesarias.

3. Cuándo hacer una resonancia
Si el afectado presenta un déficit neurológico grave o progresivo, sí debería someterse a un TAC o, preferiblemente, una resonancia magnética. También deben pasar por el escáner aquellos pacientes en los que el examen físico haya sugerido alguna enfermedad subyacente (síndrome de cauda equina, infección vertebral, un tumor...)

4. Reexaminar lumbalgias y ciáticas persistentes
Si el paciente presenta durante más de un mes dolor lumbar y en la pierna (indicio de una hernia discal o una estenosis espinal), habrá que realizarle una prueba de imagen. Las hernias discales suelen mejorar en cuatro semanas sin tratamiento invasivo. Sin embargo, si la lumbalgia dura más de un mes y hay indicios de radiculopatía (una hernia discal que comprime una raíz nerviosa) o estenosis espinal (un estrechamiento del canal por el que pasa la médula), es hora de plantearse administrar inyecciones epidurales de esteroides o, incluso, una intervención quirúrgica. Por eso, es preciso realizar una prueba de imagen para comprobar si el paciente es candidato a estas intervenciones más agresivas.

5. La información, vital
El médico debe dar todo tipo de información al paciente: sobre la previsible evolución del problema (el pronóstico suele ser favorable), sobre la conveniencia de mantenerse activo y sobre algunas sencillas medidas que puede poner en práctica el propio enfermo (los llamados autocuidados). Leer libros educativos sobre el problema, utilizar un colchón de firmeza media o la aplicación de calor son algunos de los trucos que mejoran las lumbalgias.

6. La utilidad de los fármacos
Los fármacos son una terapia eficaz a corto plazo, pero siempre combinados con la información y los autocuidados. El paracetamol y los antiinflamatorios (como ibuprofeno o naproxeno) son buenas opciones en la mayoría de los afectados, así que serán los fármacos de primera elección. Los autores no apuestan por un medicamento concreto: cada uno tiene unas ventajas e inconvenientes (paracetamol es menos potente, pero con menos efectos adversos), con lo cual su elección dependerá de cada paciente. También los antidepresivos tricíclicos (lumbalgias crónicas) y los relajantes musculares (dolores agudos) han demostrado que alivian el dolor a corto plazo.

7. Y cuando no funcione nada, terapias alternativas
Si no funcionan ni la información, ni los autocuidados, ni los fármacos, es el momento de recurrir a estrategias no farmacológicas. Aunque el trabajo ha evaluado 17 terapias de este tipo, sólo algunas resultan eficaces. En los casos agudos (menos de cuatro semanas), lo único que resulta es la manipulación espinal, ya sea quiropráctica u otra técnica, aunque los beneficios son moderados.

Cuando el dolor se prolonga entre uno y dos meses (subagudo), la revisión apuesta por una rehabilitación multidisciplinar (consulta con el médico, fisioterapia, terapia psicológica...). Finalmente, cuando el dolor se cronifica (más de ocho semanas), hay diversas terapias que han demostrado su utilidad: acupuntura, ejercicio, masajes, terapia conductual, relajación, manipulación espinal y rehabilitación interdisciplinar. Como su eficacia es similar, la elección de una u otra estrategia dependerá de las preferencias del paciente, el coste, la conveniencia y la disponibilidad de un terapeuta capacitado.

Estas son las recomendaciones actuales del grupo de expertos reunido por el Colegio Americano de Médicos y la Sociedad Americana del Dolor, pero los autores no descartan que, a medida que aparezcan nuevas investigaciones, se validen otras terapias o estos consejos varíen. Las actuales pautas se basan en el análisis de revisiones recientes sobre el dolor de espalda: 40 revisiones y 21 ensayos clínicos sobre terapias no farmacológicas y siete revisiones sobre medicamentos.



Fuente: Intramed.net

_________________
"En el camino a tus sueños, vas a encontrar oasis y desiertos. En ambos casos, no te detengas". Paulo Coelho.
Ver perfil del usuarioBuscar todos los mensajes de MontseEnviar mensaje privadoEnviar correoVisitar sitio web del autorMSN Messenger
Prevenir el dolor de espalda
Montse
Administrador/a
Administrador/a

Registrado: 24 Mar 2006
Mensajes: 7794
Ubicación: Madrid-Tarragona
Responder citando
Copio aquí esta noticia antigua que estaba como tema nuevo, así vamos agrupando las noticias.

Besos
Montse



Prevenir el dolor de espalda
5 de marzo de 2007


Muchas personas tienen un dolor de espalda ocasional, pero cuando el dolor se vuelve severo o se experimenta dolor más frecuentemente, habría que consultar con el médico


Posibles causas del dolor de espalda

Algunas causas comunes de dolor de espalda son las siguientes:

- Contracturas y distensiones de los músculos de la espalda

- Lesiones, como resultado de una caída, que producen traumatismos en los músculos, huesos u otros tejidos de la espalda

- Hernia (parcial o total) de un disco intervertebral, que tiene una función de cojín entre dos vértebras de la columna vertebral, la cual produce presión sobre los tejidos vecinos, como los nervios Osteoporosis, o reducción de la densidad mineral de los huesos, que puede predisponer a la fractura o aplastamiento de las vértebras de la columna

- Sobrepeso u obesidad

- Mala postura Embarazo

El dolor de espalda puede ser un síntoma de un buen número de otras enfermedades. Por tanto, la consulta con el médico es fundamental para hacer un correcto diagnóstico de la causa.

Algunas recomendaciones para reducir el dolor de espalda

- Cortos periodos de reposo descansando plano sobre la espalda con las rodillas dobladas, por ejemplo sobre una almohada; periodos prolongados de reposo en cama pueden debilitar los músculos, lo que aumenta el problema y alarga el periodo de recuperación.

- Reposo limitado combinado con ejercicios suaves y más ligeros que las actividades normales

- Tomar medicación analgésica o antiinflamatoria de venta sin receta, para el alivio del dolor siguiendo las recomendaciones del fabricante


Consulte con el médico si cualquiera de las anteriores estrategias no funcionan. El médico puede recetar fármacos antiinflamatorios, relajantes musculares, además de analgésicos. En determinadas condiciones, el dolor de espalda producido por problemas estructurales de los huesos de la espalda puede requerir cirugía.

Protección de la espalda cuando se transportan pesos

- Levante el peso con los músculos de las piernas, no con los de la espalda; doble las rodillas, no se doble por la cintura Mantenga la espalda recta, no doblada ni torcida, cuando cargue un peso

- Lleve el peso que está transportando lo más cerca del cuerpo posible

- No se gire mientras lleva el peso


Prevención del dolor de espalda

- Haga ejercicio habitualmente

- Haga estiramientos antes de empezar el ejercicio y otras actividades físicas

- Haga ejercicios específicos para reforzar y hacer más flexibles los músculos de la espalda

- Haga ejercicios para reforzar los músculos abdominales

- Mantenga siempre una buena postura cuando está sentado o de pie

- Evite estar de pie o en posición estática durante demasiado tiempo

- Pierda peso si tiene sobrepeso


Cuando acudir al médico

- Dolor severo que dificulta la movilización

- Fiebre y/o vómitos junto con el dolor de espalda

- Dolor, entumecimiento, u hormigueos en otras partes del cuerpo

- Debilidad en otra parte del cuerpo

- Problemas intestinales o de vejiga urinaria, como pérdida del control voluntario de la micción o la defecación

- Dolor que dura más de 3 o 4 días


Fuente: MedicinaXXI

_________________
"En el camino a tus sueños, vas a encontrar oasis y desiertos. En ambos casos, no te detengas". Paulo Coelho.
Ver perfil del usuarioBuscar todos los mensajes de MontseEnviar mensaje privadoEnviar correoVisitar sitio web del autorMSN Messenger
La mejor manera de sentarse
Montse
Administrador/a
Administrador/a

Registrado: 24 Mar 2006
Mensajes: 7794
Ubicación: Madrid-Tarragona
Responder citando
Dejo aquí este tema antiguo, está relacionado...

16/1/2007
NUEVA YORK (The New York Times)


Posturas que previenen dolores

¿Cuál es la mejor forma de sentarse?
Recostado es la posición más saludable

"Siéntate derecho", le dicen los padres a sus hijos. Es un estribillo bien conocido, repetido a través de generaciones y basado en la teoría de que cualquier otra postura que no sea la de 90° es mala para la columna.

A pesar de su persistencia, este consejo es erróneo. Los padres podrán insistir en que sentarse derecho, con los muslos paralelos al piso, es la mejor forma de hacerlo, pero una larga lista de estudios ha mostrado que esa posición incrementa la tensión sobre los discos lumbares de la columna.

Treinta años atrás, los científicos mostraron esto por primera vez al insertar agujas en las espaldas de voluntarios para medir la cantidad de presión que creaban distintas formas de sentarse.

Los investigadores hallaron que sentarse reclinado es la posición ideal, ya que es lo que fuerza menos la espalda y minimiza la presión que puede conducir a problemas lumbares.

Desde entonces, múltiples estudios han confirmado ese hallazgo. Pero fue sólo en 2006 que los científicos mostraron evidencia visual directa al respecto.

En un estudio que empleó nuevos aparatos de resonancia magnética que permiten obtener imágenes de personas sentadas, en vez de acostadas, un equipo de investigadores de la Universidad de Aberdeen, en Escocia, observó a 22 voluntarios, que fueron sentados en tres posiciones.

Las primeras dos posiciones -sentarse derecho y sentarse con el cuerpo volcado hacia adelante- produjeron el mayor desplazamiento de los discos lumbares, determinando que la sustancia que se encuentra dentro se desalineara.

La tercera posición, en la que los sujetos se reclinan en un ángulo de 135°, con sus pies apoyados en el piso, produjo la menor presión sobre la región lumbar.

Según el estudio, cualquier posición en la que la persona se recueste, abriendo un ángulo entre los muslos y la espalda, es preferible a sentarse derecho.

Anahad O´ Connor

Fuente: Intramed.net

_________________
"En el camino a tus sueños, vas a encontrar oasis y desiertos. En ambos casos, no te detengas". Paulo Coelho.
Ver perfil del usuarioBuscar todos los mensajes de MontseEnviar mensaje privadoEnviar correoVisitar sitio web del autorMSN Messenger
Robot para viajar por la columna vertebral
Montse
Administrador/a
Administrador/a

Registrado: 24 Mar 2006
Mensajes: 7794
Ubicación: Madrid-Tarragona
Responder citando
Lunes, 30 de octubre de 2006 | 12:47

Investigadores del Tejnion desarrollan robot para viajar por columna vertebral

Los investigadores del Instituto de Tecnología Tejnion de Israel han encontrado una forma para lanzar un robot nadador aún no desarrollado, a través del fluido espinal entre la vertebra en el cuerpo humano. Enviando al robot a través de las arterias es algo que ocurrirá de aquí a tres años según predicen los inventores.

por Judy Siegel Itzcovich

La realidad esta finalmente apareciendo como la película de ciencia ficción de 1996 Viaje Fantástico.

Los investigadores del Instituto de Tecnología Tejnion de Israel han encontrado una forma para lanzar un robot nadador aún no desarrollado, a través del fluido espinal entre la vertebra en el cuerpo humano. Enviando al robot a través de las arterias es algo que ocurrirá de aquí a tres años según predicen los inventores.

El mecanismo del robot nadador minúsculo, esta especialmente preparado para moverse en el agua o en otros fluidos claros. Cuando el mecanismo nadador es ajduntado a una camara pequeña, se podrá viajar a través de la columna vertebral hasta el objetivo para transmitir imagenes de video o fotografías. El propio robot esta bajo desarrollo del Tejnion.

La propulsión del robot es llamado ´avance´ por sus inventores. El mecanismo fue desarrollado por un equipo de ingeniería mecánica liderado por el Profesor Moshe Shaham para el doctorado de Gabor Kosha. Shaham ya ha desarrollado un robot pequeño que asiste en operaciones de espalda. El mismo es fabricado por Mazor Surgical Technology en Caesarea y en Atlanta, y es actualmente utilizado en tres hospitals en Israel y en diez en Estados Unidos.

´Ya tenemos un modelo propulsor de 15 milímetros de largo´, dijo Shoham al Jerusalem Post. ´El robot al que será adjuntado no esta aún desarrollado, pero hemos terminado con el período previo que duró unos tres años de trabajo´.

Shoham dijo que el equipo comenzó con la columna vertebral ya que el fluido es claro y fluye más lento que la sangre roja en las arterias que tienen dos milímetros de diametro.

Durante varios años, la compañia israelí Given Imaging ha estado publicitando la Pillcam, una capsula que es tragada y pasa a través del esófago hasta el intestino corto. Un modelo experimental esta siendo desarrollado para el intestino grueso también. Pero ya que el sistema gastrointestinal tiene ´persitalsis´, un movimiento musucular natural que empuja la comida y el desperdicio (como así también la capsula con ella), el Pillcam no necesita un mecanismo de propulsión dijo Shoham.

El invento del robot propulsor ya esta siendo presentado en conferencias internacionales incluida la Conferencia Internacional de Robótica de Europa hace un año, y la Bio-Rob Conference en Pisa, Italia, hace cuatro meses atras. Ya ha atraido el interés de varios cientificos.

Los investigadores de la Harvard University School of Medicine de Boston dijeron que quieren colaborar con los investigadores del Tejnion en su desarrollo y utilización.

Los inventores dijeron que se tardará algunos años hasta que el producto este perfeccionado, ´pero creemos en el futuro, habrá robots pequeños que permanecerán en nuestros cuerpos y navegarán por los puntos problemáticos. Este es un paso en la miniaturización de los artefactos invasivos dentro del cuerpo humano´.

Fuente: ElReloj.com

_________________
"En el camino a tus sueños, vas a encontrar oasis y desiertos. En ambos casos, no te detengas". Paulo Coelho.
Ver perfil del usuarioBuscar todos los mensajes de MontseEnviar mensaje privadoEnviar correoVisitar sitio web del autorMSN Messenger
operar la inestabilidad lumbar
correcaminosana
Yo vivo aquí
Yo vivo aquí

Registrado: 23 Oct 2008
Mensajes: 2386
Ubicación: Madrid
Responder citando
Noticias

La cirugía percutánea, permite que los pacientes con inestabilidad lumbar vuelvan a hacer vida normal a las dos semanas de ser intervenidos

Su incidencia es más frecuente en personas con más peso corporal y que realizan esfuerzos físicos violentos para la columna


Madrid, 20 enero 2009 (mpg/AZprensa.com)

La introducción de la cirugía percutánea en el tratamiento de la inestabilidad lumbar ha supuesto una revolución para estos pacientes que conforme pasan los años sufren un deterioro significativo y progresivo en su calidad de vida. Gracias a esta técnica de mínima invasión, el paciente recibe el alta a las 24-48 horas de ser intervenido y vuelve a hacer vida normal en 2 o 3 semanas. “Si por algo se caracteriza esta patología es por provocar un gran dolor y llegar a ser muy incapacitante de no ser tratada a tiempo”, explica el doctor Francisco Villarejo, jefe de la Unidad de Neurocirugía de la Clínica La Luz y del Hospital Niño Jesús de Madrid. De hecho, esta dolencia es causa del 20% de todas las enfermedades responsables de la incapacidad temporal en el trabajo y un 50% de las causas de jubilación anticipada depende de enfermedades de la columna vertebral.

“La inestabilidad lumbar es una patología que consiste en la movilidad o articulación anómala de dos o más vértebras y constituye uno de los principales motivos de consulta al especialista”, comenta este experto. Se estima que 9 de cada 10 personas que acuden a una consulta de cirugía de la columna vertebral presentan síntomas de inestabilidad lumbar. “Lo importante es que los pacientes se conciencien de que la detección y tratamiento precoces pueden evitar que esta enfermedad sea incapacitante con los años”, continúa el doctor Villarejo.

En la actualidad, para aquellos pacientes con inestabilidad lumbar que tienen que someterse a cirugía para recuperar su actividad diaria anterior a la enfermedad, la cirugía percutánea ha supuesto un gran avance. No obstante, pese a los múltiples beneficios que reporta al paciente el empleo de esta técnica, “en primer lugar se debe optar por instaurar un tratamiento conservador con fajas o corsés especiales, así como rehabilitación y tratamiento farmacológico. Si el dolor se hace crónico tres meses o más se debe plantear un tratamiento quirúrgico”, puntualiza.

Otra de las razones por las que la cirugía percutánea no deja de sorprender en el tratamiento de la inestabilidad lumbar se debe a que la operación se lleva a cabo de forma rápida y sencilla (10-15 minutos). Además, desde el punto de vista estético, esta técnica no supone un impacto en la imagen corporal del paciente ya que para llevar a cabo la intervención se realiza una incisión de 3 mm.. A través de esta leve apertura se pasan dilatadores hasta el espacio interespinoso (espacio entre vértebras) donde se coloca finalmente la prótesis. “En lo que respecta a su vida diaria, el paciente se incorpora a su trabajo a las dos o tres semanas de ser operado, pudiendo hacer deportes como esquiar o jugar al tenis en un mes o mes y medio”, subraya el doctor Villarejo.

Riesgos de inestabilidad lumbar
La causa principal de la inestabilidad lumbar es la patología degenerativa y su frecuencia va en aumento según se van cumpliendo años. Sin embargo, esta dolencia está presente también en edades tempranas, “por lo que conviene empezar a cuidarse desde la infancia y evitar que los niños lleven un peso excesivo en las mochilas sobre la espalda”, señala el doctor Fernando Carceller, del Servicio de Neurocirugía del Hospital La Paz de Madrid.

En este sentido, la prevención se convierte en un aspecto vital en una enfermedad como la inestabilidad lumbar. Por ello, lo primero que se le debe indicar a una persona con esta dolencia es “que evite los esfuerzos y movimientos violentos y otros hábitos que perjudican el pronóstico de la enfermedad, como fumar”, subraya el doctor Carceller. “A este respecto, fumar provoca que disminuya la oxigenación de los tejidos y, con ello, que aumente la inflamación de las articulaciones.

En cuanto a las causas, el doctor José García Cosamalón, jefe del Servicio de Neurocirugía del Hospital de León, afirma que “se debe a la degeneración precoz de los discos, que son la parte más importante de la columna. Esta degeneración se da en personas con una predisposición genética que se exponen a un mayor esfuerzo”. Así, según el doctor Carceller, “es más frecuente en personas con más peso corporal y que realizan más esfuerzos físicos violentos para la columna”.

Tipos de inestabilidad lumbar
Aunque existen múltiples clasificaciones de inestabilidad vertebral, las principales serían las denominadas primarias y secundarias. Las primarias serían producidas por escoliosis o alteraciones discales y las secundarias después de la cirugía de la hernia discal, después de laminectomías, etc. Asimismo, otra clasificación de esta patología es: inestabilidad por traumatismos, tumores, infecciones, inflamatorias, degenerativa, deformidad espinal y iatrogénicas. “Hay casos en los que las personas con inestabilidad lumbar no presentan síntomas, siendo patológica cuando hay manifestaciones de dolor y da problemas en cuanto que empeora la calidad de vida del paciente o le impide llevar a cabo actividades cotidianas”, explica el doctor García Cosamalón.

A este respecto, el doctor Carceller explica 3 tipos de inestabilidad lumbar: encubierta, manifiesta y prevista. “Como el propio nombre indica, en la inestabilidad lumbar encubierta no hay presencia de síntomas porque aún la degeneración es incipiente, mientras que en la manifiesta sí se presenta sintomatología que influye en el bienestar del paciente. En cuanto a la prevista, se da en aquellos casos en los que sabemos, debido por ejemplo a una intervención quirúrgica, la enfermedad se va a presentar.


Fuente: http://www.azprensa.com/noticias_ext.php?idreg=39867
Ver perfil del usuarioBuscar todos los mensajes de correcaminosanaEnviar mensaje privadoMSN Messenger
retropeural endoscopico en hernia de disco
correcaminosana
Yo vivo aquí
Yo vivo aquí

Registrado: 23 Oct 2008
Mensajes: 2386
Ubicación: Madrid
Responder citando
El Hospital Montecanal de Zaragoza realiza la primera cirugía en España con abordaje retropleural endoscópico en hernia de disco

La operación se ha realizado a un varón de 70 años, que evoluciona favorablemente. La intervención duró tres horas y media y fue realizada por los neurocirujanos Daniel Rosenthal y Vicente Calatayud.


Zaragoza, 6 de mayo de 2009 (mpg/AZprensa.com)

Esta técnica de cirugía mínimamente invasiva usa un sistema de retractores especiales, que reduce en un 60 por ciento la superficie de la herida y disminuye la pérdida sanguínea y el dolor.

Además, acelera el proceso de recuperación del paciente, que recibe el alta hospitalaria a los tres días de la intervención. Su utilización permite extraer hernias discales y realizar reconstrucciones después de traumatismos, tumores o infecciones en la región toraco-lumbar, agregaron las mismas fuentes.

El paciente operado presentaba una discopatía degenerativa con osteocitos, en nivel T-11-12 (hernia discal calcificada). El neurocirujano Daniel Rosenthal, de origen alemán y que colabora desde hace años con el Instituto de Neurociencias de Aragón, es el especialista que ha diseñado la técnica aplicada en esta operación y ha sido invitado por el citado Instituto, que dirige Vicente Calatayud, para realizar conjuntamente esta intervención por primera vez en España.

Desde el Hospital Montecanal explicaron que la aplicación de esta técnica está indicada en la región torácica y lumbar, que es la zona donde con mayor frecuencia se producen fracturas, traumatismos y otros tipos de lesiones.


Fuente: http://www.azprensa.com/noticias_ext.php?idreg=41523
Ver perfil del usuarioBuscar todos los mensajes de correcaminosanaEnviar mensaje privadoMSN Messenger
Nuevas soluciones para las hernias discales
correcaminosana
Yo vivo aquí
Yo vivo aquí

Registrado: 23 Oct 2008
Mensajes: 2386
Ubicación: Madrid
Responder citando
Nuevas soluciones para las hernias
: Hernias discales, entre el tratamiento conservador y las cirugías emergentes



Sobrepeso, sedentarismo, ausencia de ejercicio físico y malas posturas aceleran la degeneración del disco, por lo que conviene mantener una cuidada higiene postural, además de practicar ejercicio de forma regular

Las arrugas no son las únicas huellas que dan cuenta del paso de los años. El organismo humano esconde otras, imperceptibles a primera vista, que no siempre se manifiestan a través de los pliegues de la piel o la pérdida del pelo. La enfermedad degenerativa del disco es una de ellas, ya sea en forma de protusiones (degeneración del disco anterior a una hernia) o de hernias discales y ciática. Este tipo de desgaste afecta a gran parte de la población, hombre y mujeres por igual, y es la causa más frecuente de incapacidad laboral por debajo de los 45 años. Los expertos advierten de que muchos adultos sanos mayores de 30 años pueden sufrir protusiones de disco (hasta tres) sin que sean conscientes de ello. Se trata, por tanto, de un problema de salud cada vez más frecuente cuyo tratamiento no tiene por qué acabar siempre en la mesa de un quirófano.


Esta decisión dependerá, en primer lugar, del tipo de afección: no es lo mismo tener una hernia que padecer un dolor lumbar. Por este motivo, en lugar de hablar de hernia se dice que un paciente sufre una degeneración discal, que puede estar asociada a una hernia o no, igual que el dolor.


Aparición y prevención
Las protusiones y hernias discales no sólo se deben al proceso de envejecimiento del disco. También pueden aparecer de manera repentina, motivadas por un fuerte traumatismo. Por eso, las personas que en sus trabajos levantan pesos son más propensos a sufrir la rotura de un disco intervertebral y una hernia de forma aguda, así como los atletas debido a un gesto súbito.


El principal sistema de protección es el uso de fajas especiales. Pero no es el único método. Como en otros problemas relacionados con la espalda, es fundamental mantener un buen estado de salud, una cuidada higiene postural y practicar ejercicio de forma regular. La buena musculatura abdominal y del tronco reduce la probabilidad de desarrollar una protusión o hernia discal. Por el contrario, el sobrepeso, sedentarismo, ausencia de ejercicio físico y malas posturas incrementan el riesgo de sufrir una hernia discal. El tabaquismo también es un factor que favorece la enfermedad degenerativa del disco.


Tres tratamientos para un mismo problema
Padecer una hernia no es sinónimo, ni mucho menos, de visitar la sala de operaciones. Se estima que el 80% de los adultos sufre algún dolor lumbar a lo largo de su vida, pero sólo entre el 1% y el 2% precisan cirugía. Principales tratamientos


1.TRATAMIENTO CONSERVADOR: El tratamiento conservador o clásico se basa en reposar y guardar cama durante unos días, evitar los gestos bruscos, utilizar una faja preventiva y tomar antiinflamatorios. El objetivo fundamental es aliviar el dolor. Ahora bien, si la hernia discal es de gran tamaño y comprime las raíces del nervio ciático, las posibilidades de mejora se reducen. Como parte de este tratamiento se utilizan los ejercicios terapéuticos (estiramientos, flexión, extensión y ejercicios aeróbicos de bajo impacto), en ocasiones combinados con la acupuntura -que estimula la producción de sustancias endógenas del organismo como las endorfinas, la acetilcolina y la serotonina-. La oxigenoterapia u ozonoterapia, basada en una inyección de ozono en la zona afectada con efecto inmunomodulador y antiinflamatorio, también se usa para aliviar el dolor en procesos crónicos


2.TRATAMIENTO INTERVENCIONISTA: A mitad de camino de los tratamientos conservadores y de los quirúrgicos se ubica el bautizado como tratamiento intervencionista. Se basa en las infiltraciones de fármacos antiinflamatorios en el canal epidural, en lugar de la administración mediante comprimidos. Los responsables de su aplicación son los especialistas clínicos del dolor o anestesistas. En ocasiones, basta una sesión para que los pacientes mejoren, aunque es habitual necesitar más de una. Estos antiinflamatorios desinflaman la raíz que comprime la herniación discal. Entre los tratamientos más novedosos en este campo destacan los utilizados por la Fundación Kovacs a partir del tratamiento de los dolores lumbares debidos a hernias discales mediante el uso de material quirúrgico -grapas- en las terminaciones nerviosas de la piel para aliviar el dolor. Un procedimiento denominado neurorreflejoterapia.


3.OPERAR O NO OPERAR...: La medicina científica defiende que se recurra a la cirugía si, transcurrido un periodo prudencial de tres a seis meses, el paciente no ha mejorado. Se estima que en torno al 75% de los afectados se recuperan con el tratamiento conservador, mientras que el 25% necesitan una intervención.

Las más frecuentes son:

EXTRAER EL DISCO O DISCECTOMÍA. Esta operación consiste en retirar la hernia y el dolor del nervio ciático. El problema es que, una vez practicada, entre vértebra y vértebra ya no hay un disco y, por lo tanto, con los años, el paciente podría tener problemas. Hasta los 50 años, con una hernia discal pura, sin artrosis u otras dolencias añadidas, la discectomía es la técnica más utilizada. Una variante de esta técnica es la microdiscectomía lumbar, la discectomía que se practica a través de una incisión milimétrica en el raquis (la columna vertebral) con las técnicas de la cirugía mínimamente invasiva -menos agresivas-. Con ella se reducen las complicaciones en el postoperatorio, se permite acortar la hospitalización y el tratamiento es menos costoso para el sistema sanitario. Pero aún no está muy extendida.


Con los métodos tradicionales, el éxito de la cirugía es del 85%, lo que significa que el dolor radicular desaparece. No obstante, el 5% de pacientes pueden sufrir una nueva hernia discal y, entre el 10% y el 15%, dolor lumbar residual. Como parte de las técnicas de cirugía mínima invasiva han surgido varias, como la discectomía percutánea por aspiración del disco y la discectomía percutánea por láser, pero en ninguno de los dos casos se acercan a los niveles de éxito de la discectomía clásica. En cambio, la microdiscectomía endoscópica, que permite visualizar las estructuras que se están operando con un endoscopio, registra una tasa de resultados del 90%.


SUSTITUIR EL DISCO. El disco soporta las presiones que se ejercen sobre la columna, actúa como amortiguador y distribuye las cargas. Por estas razones se investigan distintas posibilidades para su sustitución. En estos momentos se utilizan las siguientes:


•Prótesis de gelatina. Está formada por un contenido gelatinoso cuadrangular y una envoltura que sujeta al núcleo gelatinoso. La prótesis de gelatina no es la mejor opción pero sí resulta más beneficiosa que sacar el disco y no colocar nada en su lugar. De esta forma, se evita que con el paso de los años aparezca de nuevo el dolor lumbar por la unión de las vértebras.

•Prótesis de metal y polietileno. Equivalente a una prótesis de cadera o de rodilla. La prótesis de metal es una plataforma metálica que se coloca entre una vértebra y la siguiente como una "bola" o esfera de polietileno. La ventaja, tanto de esta prótesis metálica como la de gelatina, es que preservan la movilidad entre las vértebras.

TÉCNICA DE FUSIÓN: Es la más frecuente y segura para los pacientes que, además del disco herniado, sufren de artrosis o desgaste del segmento enfermo. Consiste en colocar, en el lugar del disco, una especie de caja del disco y un injerto del hueso, lo que haría desaparecer el movimiento entre las dos vértebras. Esta técnica se conoce como fusión vertebral y elimina la función del disco enfermo. Su ventaja es que conserva el espacio y la altura, pero excluye la movilidad entre los segmentos de las vértebras para evitar la lumbalgia. Suprime el dolor, pero también la movilidad.


Consejos a seguir después de la cirugía

Hace unos años, después de sufrir una cirugía de la hernia de disco, los pacientes debían permanecer ingresados en el hospital entre una y dos semanas. Pero los progresos alcanzados en los últimos años con la anestesia han permitido reducir este tiempo de permanencia en el hospital a 24 - 48 horas. Ahora bien, conviene seguir el postoperatorio en su domicilio, así como determinadas pautas:


Durante las dos primeras semanas:
El recién operado debe utilizar una faja lumbar que se colocará cuando se levante de la cama, así como tomar la medicación indicada y cuidar de su herida quirúrgica, que ha de mantener limpia y seca. Conviene que se siente en sillas altas o, en caso de no disponer de ellas, que se utilicen un par de cojines y, si es posible, con reposabrazos. Durante este periodo es recomendable sentarse sólo para comer, cenar o utilizar el inodoro. El resto del tiempo hay que permanecer en cama y caminar todos los días durante breves periodos de tiempo que aumentarán según las indicaciones médicas.


Tercera semana:
En la tercera semana después de la intervención lo habitual es que el paciente se sienta muy recuperado, aunque pueda notar algún síntoma en forma de hormigueos o falta de sensibilidad en las piernas, incluso algún dolor en la espalda cuando la mueve.


•La faja ya no es necesaria, aunque se puede utilizar si el paciente se siente más cómodo.

•La herida debería estar cicatrizada, con lo que no se precisaría ningún apósito para cubrirla, aunque la cicatrización completa requiere entre cuatro y seis semanas.

•El paciente ya puede sentarse en sillas normales, no demasiado bajas, con los glúteos pegados al respaldo y sin doblar la espalda.

•Ya se puede salir de casa y caminar durante más tiempo con calzado deportivo.

•Hay que evitar el uso de escaleras, pendientes y rutas no asfaltadas.

•Se recomienda pasear con los pies descalzos por la orilla del mar, siempre que no haya mucha pendiente.

Cuarta semana:
Como parte de la recuperación, el paciente ya puede comenzar a bañarse en la piscina, aunque debe descender con cuidado por la parte que no cubre. Tras caminar durante un tiempo, hasta sentirse seguro, ya puede nadar de espaldas. También puede optar por practicar otros deportes como la bicicleta estática cinco minutos al día, durante los cuales debe permanecer erguido, o bien caminar por un terreno llano, con calzado cómodo y deportivo al menos una hora al día. Una vez finalizada la cuarta semana, se debe acudir a la consulta del médico para someterse a una revisión.


Fuente: J. Sales Llopis, del Servicio de Neurocirugía del Hospital General Universitario de Alicante

Prevención:
1.Practicar ejercicio físico de forma regular y mantener una buena musculatura abdominal y del tronco.

2.Evitar el tabaquismo.

3.No levantar cargas pesadas. Si es necesario hay que protegerse con una faja.

4.Evitar los movimientos bruscos.

5.Mantener una buena postura corporal.

6.Ante cualquier dolor lumbar, si persiste y no mejora mediante la aplicación de calor local y estiramientos, hay que acudir a un médico o especialista.


Fuente: http://revista.consumer.es/web/es/20090701/salud/74945.php
Ver perfil del usuarioBuscar todos los mensajes de correcaminosanaEnviar mensaje privadoMSN Messenger
Página web interesante
Montse
Administrador/a
Administrador/a

Registrado: 24 Mar 2006
Mensajes: 7794
Ubicación: Madrid-Tarragona
Responder citando
Hola gente,

Os dejo esta página web:

www.webdelaespalda.org

Besos,
Montse

_________________
"En el camino a tus sueños, vas a encontrar oasis y desiertos. En ambos casos, no te detengas". Paulo Coelho.
Ver perfil del usuarioBuscar todos los mensajes de MontseEnviar mensaje privadoEnviar correoVisitar sitio web del autorMSN Messenger
Montse
Administrador/a
Administrador/a

Registrado: 24 Mar 2006
Mensajes: 7794
Ubicación: Madrid-Tarragona
Responder citando
Ejercicio y hábitos saludables para evitar los dolores de espalda


Seguir unas normas de higiene postural previene el riesgo de sufrir dolor de espalda y mejora el mal ya desarrollado

La falta de ejercicio, los excesos de carga y los hábitos posturales incorrectos son los principales motivos del dolor de espalda. Los beneficios que conlleva el control de estos tres factores son incontables. A su vez, unos hábitos posturales saludables pueden evitar el desarrollo de enfermedades crónicas del corazón, diabetes u obesidad, entre otras. Las consecuencias del dolor de espalda afectan tanto a los quehaceres cotidianos, como al ámbito laboral y al tiempo de ocio, por lo que el impacto en la calidad de vida de los afectados supone un gasto económico nada despreciable: entre el 1,7% y el 2,1% del Producto Interior Bruto (PIB).

* Autor: Por NÚRIA LLAVINA RUBIO
* Fecha de publicación: 26 de abril de 2010


Los beneficios que aporta a la salud y a la calidad de vida el ejercicio regular son indiscutibles, pero también lo es la necesidad de mantener unos hábitos posturales correctos. La actividad física moderada es siempre eficaz para disminuir el riesgo de molestias en el sistema muscular, así como el dolor crónico. En estos casos, aparte del ejercicio, siempre que sea posible, hay que limitar el tiempo de reposo absoluto, por contradictorio que parezca, ya que puede prolongar la dolencia.

Los problemas que se derivan de los hábitos sedentarios son la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares e, incluso, algunos cánceres. Con el fin de evitarlos, lo más recomendable es llevar una vida dinámica. Isabel Sañudo, jefe del servicio de Rehabilitación del Hospital Clínic de Barcelona, aconseja realizar las tareas del hogar, caminar para ir a trabajar o para ir a la compra y subir escaleras. Durante el tiempo libre, como complemento, recomienda practicar alguna actividad regulada en sesiones planificadas, con sencillos ejercicios aeróbicos de poco impacto, como nadar, caminar, hacer senderismo, bicicleta, ejercicios de tonificación muscular con cargas leves o moderadas, en series repetitivas crecientes y ritmos moderados de repetición, estiramientos y ejercicios de flexibilidad.


Ejercicios para la postura

Además de practicar ejercicio, es importante seguir unas normas de higiene postural en todas las actividades cotidianas para que la espalda soporte la menor carga posible. Estas pautas, a su vez, ayudarán a reducir dolores y a conseguir un equilibrio corporal de larga duración. Llevar a cabo todos estos esfuerzos de la forma más adecuada no sólo previene el riesgo de sufrir dolor en la espalda, sino que mejora la autonomía de quienes ya lo padecen.

Una posición corporal correcta ayuda a mantener la elasticidad, la tonificación (vigor y tensión muscular) y la coordinación de los músculos de la espalda. Si bien es imposible saber cuándo se originarán crisis de dolor lumbar, el riesgo de padecerlo se reduce de manera considerable cuanto más desarrollada esté la musculatura de la espalda.

Los buenos hábitos posturales, que se deben tener en cuenta según la edad, pueden llevarse a cabo mientras se realiza cualquier actividad cotidiana, desde fregar los platos a subir a un coche. Otro aspecto destacado es la posición corporal. Se puede estar acostado, sentado o de pie, levantarse y sentarse, realizar tareas domésticas, atender a los niños, practicar deporte o estar en el trabajo. Además de aplicar la buena higiene corporal a las tareas cotidianas, ejercicios posturales centrados, sobre todo, en los estiramientos, complementan los buenos hábitos.

Uno de los métodos más utilizados para que un paciente con dolor aprenda cómo proteger su espalda al adoptar posturas o realizar esfuerzos es que recuerde las normas posturales y las aplique de forma sistemática en su vida diaria. Es una técnica individualizada de reeducación postural global, que consiste en un análisis detenido de los "vicios posturales" en el ámbito cotidiano y su posterior corrección. En este método, se coloca al paciente ante un espejo para que sea consciente de las posturas erróneas y cómo corregirlas. Aunque no está validado científicamente, los especialistas asumen su eficacia.


Prevención desde la infancia

El dolor de espalda entre los adolescentes de 13 a 15 años es un problema muy frecuente. Afecta al 17,1% de los niños y al 33% de las niñas. El motivo es similar al de los adultos, ya que en el 90% de los casos se debe a un mal funcionamiento de la musculatura por falta de ejercicio físico, exceso de carga (mochila de la escuela) y hábitos posturales incorrectos. Si en adultos es importante corregir estas malas posturas, en niños lo es más, ya que para ellos se convierte en un factor de riesgo para desarrollar problemas crónicos de espalda en la edad adulta.

Como se explica en la Escuela de la espalda de CONSUMER EROSKI, entre las cuestiones que se deben corregir destaca el peso de la mochila, que no debería exceder el 10% del peso corporal del niño. Diversos estudios constatan que algunos llegan a soportar un 30% más. La editorial Santillana acaba de lanzar la campaña "Mochila Ligera". Los libros de texto y el material divulgativo se divide en fascículos (en trimestres o en volúmenes temáticos) para conseguir una reducción media de cinco kilos en la mochila cada día. El material para cubrir ocho materias escolares pasaría de cerca de siete kilogramos de peso a dos.


POSTURA DE LOS RECIÉN NACIDOS
Tanto una mala posición del feto en los primeros meses de gestación como los malos hábitos posturales del recién nacido durante las primeras semanas (dormir siempre boca arriba) pueden causar malformaciones en el cráneo, si bien casi siempre son imperceptibles. Como las piezas óseas de la cabeza no quedan fijadas hasta pasado el primer año de vida, las presiones externas continuadas pueden desviar su crecimiento natural. Un exceso de malformación craneal ocasiona plagiocefalia.

A principios de 2009, el cirujano pediátrico y especializado en plagiocefalia, Joan Pinyol, aseguró que en los últimos 10 años ha tratado a más de 1.400 recién nacidos con este tipo de deformidad, una cifra que consideraba alarmante. En ese momento, se achacó este aumento a las recomendaciones de 1992 de la Academia Americana de Pediatría (AAP), que consideraba el hecho de dormir boca abajo con el principal motivo de muerte súbita de los niños. Si bien entonces los casos de mortalidad por esta causa se redujeron cerca de un 40%, el especialista catalán aseguraba que para prevenir la plagiocefalia es fundamental poner al bebé de lado y cambiarle de postura cada tres horas.

Fuente: Consumer.es

_________________
"En el camino a tus sueños, vas a encontrar oasis y desiertos. En ambos casos, no te detengas". Paulo Coelho.
Ver perfil del usuarioBuscar todos los mensajes de MontseEnviar mensaje privadoEnviar correoVisitar sitio web del autorMSN Messenger
Espalda
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
Todas las horas están en GMT + 2 Horas  
Página 1 de 1  

  
  
 Responder al Tema  
Powered by phpBB © phpBB Group
Design by phpBBStyles.com | Styles Database.
Content © - Asociación Española de la Enfermedad de Behcet -